La Reforma inacabada

Héroes

¿Quién no ha escuchado en el acervo popular historias sobre héroes? Muchas culturas basan sus mitos fundacionales en ellos. Simples humanos que se enfrentan en batallas épicas contra dioses, demonios, monstruos o dragones. Héroes que después de muchas luchas, dudas y sufrimiento, llegan a alcanzar ese pequeño remanso de paz. Muchas veces pienso de que parte de la psique humana vienen esas historias, y sobre todo, de dónde vienen esas imágenes tétricas de dolor y sufrimiento. La literatura, la pintura, la música y el arte en general, han intentado exorcizar esos demonios.

Mi experiencia con la enfermedad mental me ha llevado a conectar de una forma profunda con esas oscuras regiones del alma. Tanto la ansiedad, compañera de muchos de nosotros, como la depresión, que siempre anda al acecho, cuando se experimentan en sus brotes más agudos, son capaces de mostrarnos las imágenes más terribles y de hacernos sentir las emociones más dolorosas.

Sentirse muerto en vida, sentir un agujero en el alma, no sentirse uno mismo, no saber quién eres, no encontrar ningún sentido, la incapacidad de sentir ninguna emoción, no sentir nada, no poder pensar, no poder concentrarte, no poder levantarte, no tener fuerza, sentir el abismo, no ser dueño de ti. El horror, la angustia constante, tener más miedo a la vida que a la muerte, el deseo constante de dejar de sufrir, anhelar la muerte y muchas otras emociones e imágenes. Incluso muchas que quizá, no hayas podido ni imaginar. Esa es la batalla constante y diaria a la que se enfrenta una persona cuando está con un trastorno grave de Ansiedad y Depresión.

Por eso desde aquí, quiero lanzar un grito de reconocimiento a esos héroes anónimos que están librando esas duras batallas. Que el hecho de sobrevivir un día más es su mayor logro. Que, ante esa desesperanza total, ese sinsentido, ese sufrimiento, seáis capaces de enfrentaros a él y darle batalla. Compañeros, solo puedo deciros que sois fuente de mi admiración. ¡Sois unos héroes!

Héroes, que aún hoy en día, hay sectores de la sociedad que sigue estigmatizando, sectores que no saben el sufrimiento que conlleva estas enfermedades. Héroes, que la salud pública, los relega a ser tratados como si fueran de segunda categoría. Héroes, que como su dolor no es visible, muchas veces no son escuchados, comprendidos ni apoyados. Ante un dolor físico, la mayoría de las personas, suelen empatizar. Ante un dolor psicológico, aún hay mucha gente que no entiende ni sabe actuar. Héroes que están aquí para enseñarnos cuál es su capacidad de lucha, de aguante, de resiliencia, de crecimiento, de amor. Héroes que tienen mucho que aportar, mucho que mostrar, mucho para dar.

Para concluir, quiero decir que he sentido y he vivido esos demonios. Que hoy me siento fuerte. Que la energía, la alegría, la esperanza, el amor, la pasión, corre de nuevo por mis venas. Que puede que hoy estés en ese pozo, pero quiero decirte que no pierdas la esperanza. En la siguiente esquina, igual está tu salida.

Con este escrito quiero dar voz a aquellos que no pueden hacerlo. Dar visibilidad a ese sufrimiento que muchas veces no se comprende. Poner una semillita más, para que las barreras de la incomprensión sigan cayendo. Dar un rayito de esperanza a todos los que ahora mismo estáis sufriendo.

También quiero contaros, que tanto este escrito, como el de mis compañeras, nace de la ilusión de compartir nuestras experiencias. De que, si pueden aliviar, aunque sea un poco, el sufrimiento de alguna persona, ya habrán valido la pena. Queremos seguir creando y creciendo. Queremos aportar nuestro granito de arena, para que las enfermedades del alma sean tratadas de una manera más humanizada.

Un fuerte abrazo

Antonio Cantero Sarmiento

1 de marzo de 2024

23 Comentarios

  1. Alberto

    Enhorabuena Antonio! Como relatas tu testimonio. ¡Lo has vivido! Además de tu empatia posees la conexión de haberlo vivido, entender desde la experiencia. Que importante. Cuanta razón tienen las personas cuando nos dicen: «al que no le ocurre no puede entenderlo». ¡Cuanta razón tienen! Y de ahi la importancia, de ahi la necesidad de unir el saber profesional, las personas que nos hemos formado sobre el campo de la Salud Mental, con el saber experiencial, en primera persona, las personas que presentan o han presentado sufrimiento psicoemocional. ¡Cuanto por aprender! Y de esa necesidad de combinar saber profesional y saber experiencial, nace este grupo para poder ayudarnos y ayudar a quien lo necesite. Muchas gracias Antonio por mostrarlo, por hacerlo ver a quien quiera mirar. Ojalá quieran verlo muchas personas y muchos dirigentes. Un fuerte abrazo!

    Responder
    • Maribel Armero

      Que manera tan real de comentarlo. Me encantó.
      Me he puesto a temblar de emoción , leyendo
      Emocionada de ver cómo exactamente lo diría yo . A sí es ,tal cual
      Gracias ,muchas gracias Antonio ,he cojido más ánimo de ver que ,no estoy sola ,y además de lo bien que me encuentro ahora . Sí, está a la vuelta de la esquina . Pero quizás está delante también ,y no lo ves
      Es difícil ,cada persona es diferente ,pero puedo decir que en mi experiencia de 20 años ,larga , pero lo mejor es el resultado, llegué a la meta
      Que te apoyen y te comprendan ,sobre todo en las dudas ,y miedos que te pasan
      Gracias Dr. Alberto ,a usted también , resolví muchas dudas y miedos con usted me dio armas y entre todos , un poco , llegué

      Saludos
      Gracias Alberto

      Responder
  2. ENRIQUE IVORRA DUARTE

    Enhorabuena por compartir tu experiencia y por dar a conocer el sufrir mental de estas dolencias, escondidas, gracias por sacar a la luz la necesidad de comprensión y apoyo… si son héroes..

    Responder
    • Maria Jesús

      Ole mi chico, parco en palabras pero firme, con convicción, preciso pero con mensaje sin grietas… solidario😍

      Responder
    • Nati

      Antonio, gracias por un relato tan cargado de energía y sensibilidad. Has sabido definir con una sola palabra a las personas que cada día luchan por continuar hacia delante en el camino de su vida….. » héroes del alma» Tus palabras animan a continuar en la ĺucha.
      Un abrazo

      Responder
  3. Cecilia

    Sr. Antonio, su descripción de lo que sentimos las personas con ansiedad y depresión son la pura realidad. Debe hacerse conocer más estás enfermedades, que como no se ven, cae en la ignorancia y falta de empatía de una gran parte de las personas.
    Ignorar y minimizar lo que se siente por parte de mucha gente, hace que no tengamos los recursos necesarios para poder superarlo.
    Dr. Gadea gracias!
    Por todo lo que los demás no pueden o no quieren hacer

    Responder
  4. Francisca Pérez Sanchis

    Acabe de llegir,el testimoni de Antonio,este lo relata muy bien Gracias una vez mas

    Responder
    • Juani Pastor

      Gracias Antonio por explicar lo que se siente. Ojalá nadie tuviera que pasarlo para comprenderlo.

      Responder
  5. Beatriz

    Enhorabuena por este relato tan fiel del sentir del alma, que tantos sentimos y que tan pocos nos atrevemos a expresar tan libremente por miedo al juicio social.
    Es tan vergonzoso reconocer que no se siente…que no eres capaz, que ni tus seres queridos son motivo suficientes para seguir…
    Por ello son tan necesarias estas iniciativas tan humanas.

    Responder
  6. Francisco

    Gracias Antonio

    Responder
  7. José Tomás P. Sogorb

    Cuando la experiencia personal es narrada desde los sentimientos y la sabiduría, el resultado puede ser artículos tan motivantes como el que acabo de leer.
    Gracias por aportar tu experiencia.
    No has podido elegir un adjetivo mejor para identificar a esas personas que luchan día a día por su dignidad, por salir de ese pozo tan oscuro en el que se encuentran, y estoy de acuerdo contigo, son auténticos héroes.
    Gracias de nuevo y enhorabuena.

    Responder
  8. C. V. E.

    Muchas gracias, Antonio.

    Responder
    • Maria Jesús

      Querido António, el dolor, la lucha, las sombras, los miedos, la soledad
      el desconocimiento en ese submundo te han convertido en un verdadero héroe, has utilizado el Amor y tu Curiosidad para conocerte y salir a este plano pero, esta vez, aplicando todo lo aprendido. Y ahora ,en tu mundo, provocas Magia, Esperanza, Alegría y tu ayuda no es de marco teórico, viene de tus entretelas ya que es lo que tiene ser “ héroe en el submundo” ya lo eres para “ siempre”
      Gracias por compartir tu gran descripción de tu experiencia vital, mil gracias “héroe “

      Responder
  9. Roberto

    Este tipo de cosas hay quien no se las toma en serio por ignorancia , hay que vivirlas para saber lo que realmente son , me siento identificado con este tipo de cosas en momentos duros y dificiles de mi vida de manera periódica.

    Responder
  10. M. Carmen

    Gracias por el aliento q nos das y gracias por invitarnos a seguir tu camino como héroe q eres.

    Responder
  11. Ana

    Hola Antonio,
    Darte la enhorabuena por el artículo, evidentemente cuando se narra algo desde el conocimiento de la experiencia se aporta «color» a la descripción. Tengo la suerte de conocerte y puedo afirmar que, además, posees un gran entusiasmo, energía e ilusión.

    Responder
  12. Charo nga

    Me sumo desde aquí a ese reconocimiento estupendamente descrito en este testimonio.

    Aprovecho para darle las gracias a Alberto, que gracias a su ayuda hoy estoy totalmente recuperada.

    Mil gracias!!!!!!
    Un fuerte abrazo

    Responder
  13. Lourdes

    Realmente ¡Héroe! Gracias Por tú relato tan sentido y realista, solo desde la vivència se puede narrar la realidad, de seres tan sensibles cómo tú, ánimo y adelante. GRACIAS POR TU APOYO EN ESTE ESPACIO

    Responder
  14. Joaqui

    Hola Antonio!! Enhorabuena es maravilla pura. Gracias por seguir luchando!!! Los has descrito tan real que me has emocionado tanto, increíble de verdad gracias!!Tenemos.mucha suerte de tenerte en el grupo, tienes una fuerza y una energía tan bonita que haces que las personas tengan ganas de luchar!!! Harás que vibremos tan alto, que llegaremos a muchas almas!!! ⚡⚡⚡⚡⚡

    Responder
  15. Rafael González Quesada

    Gracias Antonio por tu relato. Me ha emocionado por tu cercanía en lo natural, en lo humano, en la vida. Esos héroes que tú describes son los miles de personas que luchan todos los días por levantarse y crear sus vidas. Que difícil es la lucha, que dura, pero que reconfortante lo conquistado. Seguir luchando, dándonos ejemplo y sobre todo enseñándonos a ser más humanos. Gracias Antonio.

    Responder
    • María José García Gonzalez

      Gracias Antonio por tú testimonio!.Se ve, lo que tú sufriste y lo mal que que lo estas pasando.Dios te ayudará para seguir adelante.Con la ayuda inestimada de Alberto, todo será posible.Adelante y con mucha fuerza.Un abrazo

      Responder
  16. Maria Jose Fuster

    Querido Antonio,
    Es tanto lo que me evocas que me resulta difícil concretarlo en palabras. Bueno sí, en una: ¡me encantas! Pero me gustaría profundizar un poco más. En tu magistral artículo, tanto por la forma como por el fondo, hablas de héroes. Así lo titulas. Titulo que a mi me transporta a la mitología, algo que me encanta. Y desde ese espacio quiero decirte que tú tienes características tanto de los dioses, de los semidioses como de los héroes clásicos. Características como la hazaña que haces con tu vida, como la conduces, como la transmites, en este articulo y en tu día a día, al menos en los que yo he coincidido contigo. Eres un “modelo de virtud” (lo entrecomillo porque ni a ti ni a mi nos gusta la “virtud” en la representación social que tiene la palabra en la actualidad 😉). Los modelos de virtud clásicos que tus encarnas son la valentía, la astucia, la lealtad…, y tu inspiración al comportamiento heroico, con la humildad propia de un gran líder… Los héroes eran lideres y protectores. Tú has vencido monstruos y acabas de liderar una expedición de personas que en caso de divisar el abismo pensaremos en tus palabras. Emanas sinceridad, poderío y sinceridad. ¿Sabes una cosa?: los héroes tenían relación con lo “divino”, en este caso lo “divino” eres tú. Los héroes dejaban un legado duradero. Eso es lo que va a dejar tu articulo y tu esencia en quienes te conocemos. Eres apasionante, me parece apasionante como relatas la oscuridad, con esa claridad, con esa energía con la que te he conocido. Estoy convencida de que tu relato cambiará la vida de mucha gente. Es tan claro tu relato, tan intenso a la par que tan sencillo. Yo solo de pensar en ti: sonrío. Me siento agradecida de haberte conocido. Espero que quien esté en la oscuridad sepa que hay una luz al final del túnel tras leerte. Y que si no lo puede visualizar que ponga en duda sus creencias. Y si tampoco puede que te escriba. Por cierto, solo me falta pensar qué héroe concreto me evocas, pero para eso necesito un tiempo 😉. O quizá sea un nuevo héroe de la Salud Mental: Antonio Cantero

    Responder
  17. Lorena

    Héroes y muy valientes, enhorabuena por abrir el alma y describirlo tan bonito, aún sabiendo el sufrimiento que estas enfermedades producen, tu relato hace ver que existe luz al final del túnel. Seguid siendo un ejemplo para todos!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Culpa

Culpa

Tal y como reza la canción: “Que la destruyan Que no quiero estar tentada a tenerla, ni a mirarla Que no quiero tropezarme cuando vuelvo tarde a casa Que la saquen de mi vida de...

leer más
Mi salud y yo

Mi salud y yo

Todo comenzó un 1 abril del 2001 a mí temprana edad de 11 años, cuando mi hermana hizo una gravedad y entró en coma a causa de un lupus y una meningitis. Desde ese día mi vida...

leer más
Sobrevivir aunque estés roto

Sobrevivir aunque estés roto

Mi vida podría describirse como la del tronco de un árbol partido por un rayo, o por dos, porque mi historia se entremezcla con la de la enfermedad de mi madre, pero a pesar de...

leer más

Contacto

contacto

Teléfono

+34 616 852 402

WhatsApp

+34 616 852 402

Email

info@psiquiatraalbertogadea.es

Dirección

Avenida General Marvá, 33, 1º A
03005 – Alicante

Dirección

Ed. Joymar

C/ Marte 1 Oficina 3C,
03501 – Benidorm